¿Se puede tener una buena relación? ¡Claro que sí!

Nada en el mundo nos hace sentir más felicidad, alegría, plenitud, rabia, tristeza o dolor que las relaciones humanas. En nuestras relaciones con el otro, aflora todo lo que tenemos adentro, especialmente nuestros miedos más arraigados, profundos y oscuros: el miedo a NO SER SUFICIENTE y a NO SER AMADO. Y en nuestras relaciones de pareja todas las emociones se magnifican. Emocionalmente, nuestras relaciones de pareja nos pueden llevar (y frecuentemente lo hacen) al límite. Pocas cosas te harán experimentar tanto sufrimiento en tu vida como una mala relación, pero NADA en el mundo te traerá la SATISFACCIÓN absoluta de vivir una relación amorosa plena y apasionada.

Entonces, ya sea que estés viviendo una relación que te llena, o que no te llena; o no estás en una relación pero quisieras estarlo, hoy te comparto unos tips que aprendí en mi experiencia personal y como coach trabajando con personas que buscan tener esa relación maravillosa que todos anhelamos.

¿Como lograr la relación que queremos?

Haciéndonos PREGUNTAS PODEROSAS, que nos den CLARIDAD sobre 3 cosas básicas/elementales: 1) lo que verdaderamente QUIERO; 2) lo que ENTIENDO por una buena relación (recuerden, todos somos distintos, y lo que es bueno para uno no es necesariamente bueno para el otro); y 3) lo más importante y FUNDAMENTAL: que ESTOY DISPUESTO a hacer para lograrlo. Estos son los 3 PILARES de una buena relación. Responde estas preguntas honestamente y desde tu corazón y con seguridad tendrás la relación que deseas.

  1. ¿Que quiero?

Muchas veces nos decimos que queremos estar en una relación de pareja estable, casarnos, formar una familia tener hijos y así ser muy felices (comiendo perdices ;). La sociedad (la familia, la escuela, la religión, el medio en que vivimos – nuestra CULTURA) nos lleva a pensar así desde que somos pequeños.  Las mujeres esperamos al príncipe azul que nos prometieron Disney y las abuelitas, y los hombres esperan a la súper mujer que habita en el internet y las revistas (divina, perfecta y, sobre todo, muda). Esperamos ideales que no existen en la vida real. Presionados, cargados de mandatos y creencias que hemos recibido, pero que no son nuestros – porque no son de nuestra esencia – nos ponemos de novios, nos casamos y a veces hasta tenemos hijos; y lo hacemos jóvenes, sin haber vivido, sin saber quiénes somos y ni lo que queremos. Cuando se acaba la luna de miel empieza el ruido. Y el RUIDO NUNCA NOS CONVIENE porque nos DRENA LA ENERGÍA, y nos QUITA LA PAZ; y sin ella no puede haber satisfacción, plenitud o felicidad.

Esta semana te invito a que mires hacia adentro, indagues en tu corazón y te preguntes ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE QUIERO PARA MI? ¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE QUIERO EN UNA PAREJA? No te dejes presionar, no te cases con mandatos y  creencias que no son tuyas. TU IDENTIDAD es lo que tú decides que sea. Olvídate de la etiquetas: la solterona, los que se casaron muy jóvenes, la divorciada, la súper mama, la mamá horrorosa, la oveja negra de la familia, la desjuiciada. Eso no son nada más que ETIQUETAS que no viene de ti. Si quieres tener una buena relación OLVÍDATE DEL RUIDO, conéctate con tu corazón y tu esencia y decide lo que quieres para ti.

Tip Superpoderoso # 1: HAZ CLARIDAD y escribe una lista de lo que quieres para ti en una relación.

  1. ¿Qué es una buena relación para mí; qué quiero/qué pretendo de mi pareja?

Los hombres y las mujeres somos diferentes y tenemos necesidades distintas. Wayne Dyer, Tony Robbins, Louise Hay, Miguel Ruiz son algunos de los grandes maestros que han escrito sobre el tema. Adicionalmente, nuestras necesidades y anhelos afloran y cambian a medida que el tiempo pasa y nosotros vamos evolucionando. No es necesariamente lo mismo lo que queremos a los 20, 30 o 40.

PIENSA: QUÉ ES UNA BUENA RELACION PARA MI o, en otras palabras ¿QUÉ ESPERO DEL OTRO? Una mujer de 30 años que busca seguridad, que siente la necesidad de establecerse y ser madre difícilmente será feliz en una relación con un hombre que no se quiere casar (o que no está listo para dar ese paso) y que no sabe si quiere asumir la responsabilidad de tener hijos. Se pueden amar hasta el fin del mundo, pero si no están alineados en lo que quieren, difícilmente experimentarán una relación feliz. Ella se sentirá frustrada, no escuchada y no amada, y él se sentirá presionado, angustiado y tal vez hasta controlado.

PIENSA: CUALES SON MIS EXPECTATIVAS CON RESPECTO AL OTRO y QUÉ ESTOY DISPUESTO A TOLERAR ¿Soy una fanática del orden? Me aterra que el otro deje todo tirado por todas partes? Quiero viajar por el mundo pero a mi pareja le dan pánico los aviones. Y quiero salir y él quiere mirar televisión todo el fin de semana. A él le encanta salir con sus amigos y yo me muero de la angustia y de los celos. Estas pequeñas cosas se vuelven gigantes con la cotidianidad. SI NUESTRAS EXPECTATIVAS DEL OTRO NO ESTÁN ALINEADAS CON LA REALIDAD HABRÁ RUIDO Y DIFÍCILMENTE SEREMOS FELICES JUNTOS.

Tip Superpoderoso #2: ATERRIZA tus EXPECTATIVAS y escribe una lista de las cosas que para ti son tan importantes que son NO NEGOCIABLES en una relación.

  1. ¿Que estoy dispuesto a hacer para vivir la relación maravillosa que siempre me soñé?

Así como te invito a pienses en lo que quieres, en lo que estás dispuesto a tolerar y en lo que es importante para ti en una relación, te invito que te hagas las mejores y más importantes preguntas:  Si quiero tener esa relación maravillosa que siempre me soñé, QUÉ HACER YO, QUÉ DEBO CAMBIAR EN MI, y sobre todo QUÉ ESTOY DISPUESTO A DAR?

Tip Superpoderoso #3: PIENSA en qué te vas a ENFOCAR y hacia dónde vas a dirigir tu energía: 1) Mi relación es lo que yo quiero, y lo que es bueno y me sirve a mí; 2) Mi relación es equitativa porque es lo que ambos queremos y lo que nos sirve a ambos. Si en algún momento dejamos de estar alienados en lo que queremos o lo que nos sirve, se acabó; 3) No se trata de mí. Se trata de ti. Tus necesidades son mis necesidades y no descansaré hasta suplirlas y verte  feliz. Con la mano en al corazón, haz el ejercicio y piensa en donde estas tu hoy

Para concluir, no hay nada en el mundo que nos lleve hasta el cielo o el infierno que nuestras relaciones con los otros. Hoy te compartí unos  principios básicos (y universales) para que empieces a hacer CLARIDADES que te servirán para lograr vivir una buena relación en la que seas FELIZ. Hazte las preguntas: que quiero en una relación, que expectativas tengo del otro; y que estoy dispuesto a hacer para lograrlo. Haz este ejercicio y comenzarás a ver los cambios en tus relaciones y en tu vida. Recuerda que pocas cosas te harán experimentar tanto dolor como un corazón roto y nada te hará tan feliz como vivir una relación amorosa plena y APASIONADA.

¡DECÍDETE y ACTÚA! y si te gustó este artículo ¡COMPÁRTELO! Nunca sabes a quien le puede servir. Y si tienes preguntas o quieres que hablemos sobre otros temas ¡escríbeme! Quiero saber lo que piensas y aprender sobre los temas que te interesan y sobre los que te gustaría aprender más. ¡UN ABRAZO Y LOS QUIERO! 🙂

Primer capítulo ¡Gratis!
Suscríbete y recibe gratis el primer capítulo de mi libro: Las cosas que hubiese querido saber a los 20 años y que no te enseñan en la Universidad.
    SUSCRIBIRME