¿Estás preparado para trabajar veinticuatro horas al día, de lunes a domingo, sin festivos ni vacaciones?

Un emprendimiento nuevo es como un bebé recién nacido, que huele a popó y que de- mandará toda tu atención, enfoque y energía durante mucho, mucho, tiempo. Dedícate a eso si tienes un proyecto que verdaderamente te apasiona y vale la pena. Sobre todo, dedícate a él si tienes la fortaleza mental y el estómago de acero para aguantar.

Ser tu propio jefe es maravilloso; tener proveedores, empleados y una nómina para pagar a fin de mes es una gran responsabilidad y no es tan divertido. Se han creado numerosos mitos alrededor de las redes sociales. Todos quisimos fundar Facebook, Google o Snapchat.

Sin embargo, las estadísticas demuestran que la mayoría de los nuevos emprendimientos fallan a los pocos años de iniciar. Esa es la realidad de tener tu propia empresa, por más grande o pequeña que sea. A fin de cuentas, tú eres el dueño y, para bien o para mal, todo lo que pasa en esa empresa te concierne y te afecta.

Existen varios mitos sobre lo que significa ser emprendedor. Voy a hablar brevemente sobre los cinco mitos más comunes sobre el emprendimiento y cómo nos limitan.

El primer mito es el de la toma de riesgo: los emprendedores toman riesgos incalculables y gigantes al comenzar su emprendimiento. Cuando hacemos el seminario sobre emprendimiento me impresiona la cantidad de personas (casi todas siempre) que creen que esto es verdad. Hay una gran diferencia entre tomar riesgos a la loca y tomar riesgos calculados, responsables e inteligentes. Si a mí me regalan cien dólares para que vaya al casino a jugar, yo voy a jugar al juego que sé jugar. Si no sé jugar póker no voy a jugar póker. Eso sería como tirar los cien dólares a la basura. El emprendedor exitoso siempre intenta identificar oportunidades reales: suplir una necesidad real en vez de inventarse algo porque le parece una buena idea. Un verdadero emprendedor es humilde, entiende que sus recursos son limitados (muchas veces sus amigos y la gente que lo rodea sabe más que él), es autodidacta y está preguntándose constantemente: qué me falta por conocer y quién me puede ayudar. Sobre todas las cosas, un emprendedor serio siempre tratará de minimizar su riesgo.

Master Class ¡GRATIS!
Suscríbete y recibe gratis esta espectacular master class: 5 mitos sobre el emprendimiento y cómo vencerlos.
    SUSCRIBIRME