El primer paso para tomar el control de tu destino y ser el arquitecto de tu vida, es tomar control de tus finanzas.  El tema de finanzas personales, es bastante amplio y depende de muchos factores, incluyendo tu edad, porque de esta dependerán tus necesidades e intereses; además, las finanzas personales no serán vistas ni valoradas de la misma manera de acuerdo a la etapa de vida en la que estés, es decir, no es lo mismo las finanzas de un adolescente, un joven recién graduado, una persona que está formando una familia a los 30 o 40 años, o una a persona jubilada.

Este es un tema que a la mayoría de nosotros no nos enseñan en la universidad, aunque es verdaderamente crucial, porque nuestro manejo del dinero determinará la calidad de nuestra vida y nuestro futuro, es por esto que hoy, los invito que desechemos el tabú que rodea el tema y revisemos que manejo estamos dando a nuestra economía.

A pesar ser un tema amplio, hay ciertos principios básicos y universales que aprendí sobre la responsabilidad financiera y que aplican a todos y a todas las etapas de la vida. Quiero compartirselos porque a mí me hubiera gustado tener esta información tan valiosa, cuando estaba empezando mi vida independiente 🙂

Mis Consejos sobre salud financiera se resumen en 3 pilares básicos:

Planeación: Todo parte de estas preguntas básicas ¿Qué quiero? ¿Qué quiero hoy, en un año, en 5 años, en 10 y en el resto de mi vida? Para comenzar a planear cómo administrar el dinero e ir cumpliendo con mis objetivos a corto a mediano y largo plazo.

Economía básica: Debo entender realmente cómo fluye el dinero en mi cuenta bancaria, en mis manos y en mis tarjetas de crédito, reconociendo principalmente qué dinero entra a mi cuenta, cuáles son mis gastos fijos, que dinero necesito para vivir según la calidad de vida que quiero llevar y cuánto dinero me queda, pero aquí no termina, es necesario administrar ese dinero que me queda y evaluar cuánto destino para mis ahorros.

   Contribuir: Una de las actitudes que más alimenta el espíritu es servir al otro, ayudar, contribuir y ser parte de algo más grande que yo ¿Cuánto dinero destinas para ayudar a otros?

Pon mucha atención a tu comportamiento y a la forma en la que administras tus ingresos, es un tema realmente importante que abordaremos en profundidad, las próximas dos semanas. No dudes en enviarme tus preguntas y dudas ¡Aquí estoy con mi maravilloso equipo para responderte!

Recuerda que si bien el dinero no compra ni equivale a la felicidad, nos ayuda a suplir nuestras necesidades básicas, nos da tranquilidad y nos permite proyectarnos, pensar en nuevos proyectos y alcanzar nuestros sueños y nuestros anhelos.

Primer capítulo ¡Gratis!
Suscríbete y recibe gratis el primer capítulo de mi libro: Las cosas que hubiese querido saber a los 20 años y que no te enseñan en la Universidad.
    SUSCRIBIRME