Para comenzar quiero compartirles algunas perlas del famoso millonario y filántropo Warren Buffet:

1. Gasta tu dinero sabiamente. Si compras cosas que no necesitas, pronto tendrás que vender cosas que si necesitas.

2. Adquiere hábitos financieros saludables. Somos criaturas del hábito, Buffett lo dijo claramente “las cadenas del hábito son demasiado livianas para ser sentidas, hasta que son demasiado pesadas para ser rotas.” Los hábitos se pueden cambiar y si empiezas pronto es mucho mejor. Según Buffet, “El mayor error es no aprender a ahorrar desde temprano, porque ahorrar es un hábito, ponle atención a los hábitos del dinero que fortalecen tus finanzas y a aquellos que las debilitan o quiebran.”

3. Ahorra para lo inesperado. Alguien hoy está sentado debajo de la sombra porque alguien hace mucho tiempo sembró un árbol. Siguiendo la misma línea de pensamiento: “No ahorres lo que te queda luego de gastar, más bien gasta lo que te sobra luego de ahorrar.”

4. Evita la deuda, especialmente la deuda con los bancos por medio de las tarjetas de crédito ¡Haz que el dinero y los intereses trabajen para ti, y no al revés!

5. Invierte en ti mismo. Este consejo, sin duda, es mi favorito. Todo lo que hagas para mejorar tus talentos y hacerte más valioso se convertirá en valor para ti y se pagará mejorando tu capacidad de acceder a mayor poder adquisitivo y a mejores inversiones. Este es un retorno demasiado importante. Todo lo que inviertes en ti mismo se te devuelve multiplicado por 1000 ¡Y nadie te puede quitar lo aprendido! Como parte de esto, edúcate sobre el dinero, aprende a entenderlo y manejarlo. Cuanto más sepas sobre finanzas personales, más seguridad tendrás y podrás limitar sus riesgos más conscientemente.

6. ¡Contribuye!

Estos son mis consejos y conocimiento adquiridos a lo largo una vida, mis estudios, diversos trabajos, más estudios, viajes, conocer a todo tipo de personas y sus culturas, embarcarme en emprendimientos nuevos y en cosas distintas:

“Cuando uno tiene una deuda trabaja para pagarle al banco.” Si te vas a endeudar, asegúrate que generes más ingresos para cubrir lo que te cuesta la deuda. Una cosa es endeudarse por un proyecto o porque estás creciendo tu negocio y otra es endeudarse para pagar tus gastos.

 

Ten cuidado, porque la deuda bien utilizada puede ser muy efectiva, pero mal utilizada puede ser catastrófica y recuerda que si le vas a prestar dinero a un amigo, hazlo sabiendo que puedes perder plata y a un amigo.

Primer capítulo ¡Gratis!
Suscríbete y recibe gratis el primer capítulo de mi libro: Las cosas que hubiese querido saber a los 20 años y que no te enseñan en la Universidad.
    SUSCRIBIRME