El emprendedor comienza su proyecto con mucho dinero para gastar: alquilar una oficina, contratar gente, hacer investigación de mercado y desarrollo de productos. Esta es una manera muy empresarial de pensar. Las empresas tienen estas facilidades y tipos de recursos. Emprender significa buscar oportunidades sin tener los recursos ya. Primero encuentro la oportunidad, necesidad o dolencia que quiero suplir. Luego veo de dónde saco los recursos. Generalmente el emprendedor empieza apretándose las botas en el garaje de su casa. 

Es clave entender la diferencia entre buscar la oportunidad para luego buscar los recursos versus tener los recursos para salir a buscar una oportunidad.

Si decides emprender, será una montaña rusa llena de subidas y bajadas (algunas en picada), desilusiones pero también grandes satisfacciones que se construyen paso a paso. Según las estadísticas, los emprendimientos que más han fracasado son aquellos motivados por el dinero. Si vas a emprender, que tu emprendimiento esté alineado con tu pasión, propósito y misión.

Primer capítulo ¡Gratis!
Suscríbete y recibe gratis el primer capítulo de mi libro: Las cosas que hubiese querido saber a los 20 años y que no te enseñan en la Universidad.
    SUSCRIBIRME