¡Mama estoy aburrido!

Uno pensaría que cuando un niño dice que esta aburrido, significa que no tiene absolutamente nada que hacer. Sin embargo, las mamás saben, que cuando los niños dicen estar aburridos, a pesar de tener juguetes, libros, y cantidades de actividades a sus disposición, lo que están pidiendo es no estar ni jugar solos.

Los niños quieren conectarse

Lo que realmente están pidiendo es CONECTARSE de alguna manera. La necesidad del ser humano de CONECTARSE con el otro, de dar y recibir atención, amor y cariño es esencial.

Para los niños es más fácil conectarse con una tablet (que no me exige, no discute, no pelea y siempre me deja ganar), que con un amiguito o un libro. Los niños se acostumbran y terminan pidiendo mirar televisión, jugar con la tablet, la play o cualquier electrónico.

Así, el “mamá estoy aburrido” termina convirtiéndose en un pedido de CONECTARSE con la TECNOLOGIA.

No solo te pasa a ti

Este es un tema que afecta a las familias colombianas y de todo el mundo. La insistencia CONSTANTE y PERMANENTE de los hijos por CONECTARSE nos ha tomado por sorpresa. La generación de padres que crecimos a punta de saltar a la soga, montar en bicicleta, jugar al balón y armar castillos imaginarios con palitos, mantas y peluches estamos asombrados. No estábamos preparados para la ADICCION de nuestros hijos por la tecnología.

Hoy en día los niños están en la misma casa y se conectan por internet. Se chatean estando en el mismo cuarto, casa, barrio o hasta en el mismo salón del colegio. Se invitan unos a otros a jugar a las casas y en vez de jugar al fútbol o juegos de mesa; SE CONECTAN a la play, tablet o cualquier electrónico a su disposición.

Hay una oportunidad, pero es tu responsabilidad tomarla

A pesar de que para la mayoría de los padres esto se ha convertido en una situación DESESPERANTE, es también una LLAMADA DE ATENCION y una OPORTUNIDAD.

Es un LLAMADO DE ATENCIÓN para que, como padres, nos cuestionemos nuestra responsabilidad en esta situación. Como padres, ¿en dónde estamos ENFOCANDO NUESTRA ENERGIA? Los hijos saben que los amamos, pero ven y concluyen que donde pasamos la mayoría de nuestro tiempo es nuestra PRIORIDAD.

¿EN DÓNDE ESTAMOS PASANDO LA MAYORÍA DE NUESTRO TIEMPO? Muchos de nosotros en el trabajo. Y cuando llegamos a la casa luego de trabajar todo el día, ¿en qué estado llegamos? ¿Listos para jugar con los hijos o cansados y cargados con mil cosas en la cabeza?

En la mayoría de los hogares colombianos tanto mamá como papá trabajan; y en muchos hogares hay solo mamá o papá. Y todos tenemos que trabajar. Pero hay una GRAN OPORTUNIDAD para que las familias reevalúen sus prioridades. Los niños necesitan conectarse.

¿Qué podemos hacer?

¿Qué podemos hacer para que se conecten entre ellos y, sobre todo, con NOSOTROS?, ¿qué debemos hacer o cambiar?, ¿dónde debemos ENFOCAR NUESTRA ENERGIA y cuáles deben ser nuestras PRIORIDADES (a pesar de los días largos y agotadores)?

Cuando salimos a trabajar nos decimos que todo lo hacemos por la familia. Los hijos son pequeños muy poco tiempo. Crecen muy rápido y luego vuelan y hacen sus vida. La ventanilla es diminuta. ¿No debemos aprovechar cada momento que tenemos con ellos para CONECTARNOS?

¿Cómo nos CONECTAMOS?

Primero, dando el ejemplo y DESCONECTANDONOS nosotros. Para ello, puedes establecer algunas reglas; por ejemplo, a las 6:30 PM de la tarde se deben apagar y guardar todos los electrónicos.

Otra manera de CONECTARNOS es limitar los horarios de uso de la tecnología, siempre proponiendo actividades alternativas.  Planes en familia son una excelente idea, por ejemplo puedes designar una tarde por semana como LA TARDE DE LA FAMILIA en la que solo se juegan juegos de mesa y todos deben participar.

Otras alternativas que nos CONECTAN como familia son buscar un parque cercano para jugar al balón o saltar a la cuerda o simplemente caminar y apreciar la naturaleza; leer en familia, cocinar en familia (intentado viejas recetas familiares o probando nuevas) y hacer cosas que ellos quieran hacer.

ENFOCANDONOS en ellos y sus intereses, poniéndoles ATENCION, pasando TIEMPO DE CALIDAD con ellos y sobre todo escuchándolos SIN JUZGARLOS; es la manera como nos CONECTAMOS CON LOS HIJOS y con cualquier ser humano.

Escucharás cada vez menos el famoso: “mamá estoy aburrido”

Si logramos conectarnos con los hijos de esta manera, con seguridad veremos que se desconectaran de los electrónicos y cada vez escucharemos con menos frecuencia la frase “mamá estoy aburrido”.

Toda la familia se BENEFICIARÁ del TIEMPO COMPARTIDO. Los hijos sentirán en sus corazones el amor infinito que los padres sentimos por ellos. Esto les dará fortaleza, autoestima, seguridad y todas las herramientas que necesitarán para enfrentar el mundo cuando crezcan.

Se crearán lazos tan fuertes que cuando sean grandes y hayan formado sus propias familias seguirán volviendo a visitar, a pedir consejos, a cuidarnos y sobre todo, a RE CONECTARSE, porque sabrán que en el corazón de mamá y papá siempre encontrarán el amor más profundo y sincero. ¡Este amor se replicará en sus propias familias!

¡Ponlo en práctica!

Por lo tanto, cuando escuches a tus hijo decir: “Mamá estoy aburrido”, no te enojes, no le digas que busque un libro o que mire todos los juguetes que tiene. No le prohibas la play o la Tablet; pregúntale: “¿a qué quieres que juguemos?, ¿qué quieres que hagamos?,  ¿qué libro leemos?, ¿qué quieres que hagamos juntos?.

Los seres humanos NECESITAMOS CONECTARNOS, y no hay nada más especial y SANO que CONECTARSE EN FAMILIA.

Ponlo en práctica con tus hijos y rápidamente ¡te sorprenderás con los resultados!

Primer capítulo ¡Gratis!
Suscríbete y recibe gratis el primer capítulo de mi libro: Las cosas que hubiese querido saber a los 20 años y que no te enseñan en la Universidad.
    SUSCRIBIRME