Una “incantation” es una frase o patrón de lenguaje que se dice en voz alta con un objetivo determinado, con fuerza emocional y con movimiento. En español se la puede conocer como conjuro, fórmula mágica o ritual; acompañado de movimiento físico.

Según el gurú del coaching Tony Robbins, las incantations son poderosas para transformar viejas creencias reemplazandolas por nuevas porque comprometen nuestro plano físico, mental y de lenguaje. Esta teoría se apoya en la programación neurolingüística que sostiene que hay una conexión entre los procesos neurológicos, el lenguaje y los patrones de comportamiento aprendidos a través de la experiencia, y afirma que estos se pueden cambiar para lograr objetivos en la vida.

Somos esclavos de nuestras palabras y de los cuentos que nos contamos a nosotros mismos. Dos tipos de historias le dan forma a nuestro destino: las positivas y las negativas. Los relatos negativos tienen que ver con todo lo que está mal, no puedo o no se puede, es difícil, está fuera de mi control y no es mi responsabilidad. A estos cuentos también se los conoce como excusas, mentiras, baja vibra y en mi país, se le conoce como “verso”. Las historias positivas, por el contrario, se enfocan en la expansión, el crecimiento y la superación. A los relatos negativos los llamo I-CAN’T-ations, a los positivos I-CAN-tations.

Una I-CAN-tation siempre comenzará con una frase o pensamiento positivo como, por ejemplo: “Yo puedo, soy capaz, si se puede, es fácil.” Una I-CAN’T-ation será lo opuesto: “No puedo, no soy capaz, es difícil, etc.”

En mi casa hay poco silencio y mucha actividad desde muy temprano en la mañana; hay varios desayunos en nuestra mesa, desde vegetariano, hasta pan y salchichas. Hay varios almuerzos que también se realizan en la mañana; y en cuanto a salidas, hay unas para el colegio y otras para la oficina, etc. En todas estas tareas mi objetivo es empezar cada día en sintonía, enfocada y en tono positivo, me gusta meditar pero entre tanto ruido y movimiento no es una opción realista. Las I-CAN-tations, por el contrario, son súper fáciles de hacer.

El método es muy sencillo. Elige una I-CAN-tation por mes, escríbela y pegala en el espejo del baño, hazla durante 5 o 10 minutos todas las mañanas mientras te arreglas para salir de la casa, mientras tomas una ducha, te cepillas los dientes, o te maquillas. Otra opción es hacer las I-CAN-tations mientras haces deporte, paseas con el perro o mientras cocinas. Lo ideal es integrarlas en alguna actividad de rutina para que se conviertan en un hábito diario. Es importante ser perseverante y que sean significativas; que realmente comprometan el alma, el cuerpo y el lenguaje. Incorpora el ritual de I-CAN-tations a tu vida y reemplaza el NO por el Yo puedo, ¡verás cambios sorprendentes!

Mi I-CAN-tation de éste mes es:

“Amo mi vida. Todo lo que necesito está dentro de mí.”

Te comparto unos tips prácticos para crear I-CAN-tations poderosas y efectivas:

  1.   Haz tu I-CAN-tation relativamente corta para no olvidarla y no enredarte con las palabras.
  2.   Es importante ubicarla en un lugar visible para que puedas recordarla  y aprenderla fácilmente, hasta que se vuelva un hábito.
  3.   Di tu I-CAN-tation con volumen, fuerza e intensidad.
  1.   Di, declara y encarna tu I-CAN-tation con ritmo — como si fuera un canto tribal o una melodía.
  2.   Repitela consistentemente hasta que el ritual del I-CAN-tations se convierta en parte de tu rutina y se vuelva un hábito para ti.
  3. ¡Integra tus 5 sentidos para volver tu I-CAN-tation una realidad más rápido, habla con fuerza y emoción, visualiza tu resultado, mueve tu cuerpo al ritmo y, sobre todo, experimenta y diviértete!
Master Class ¡GRATIS!
Suscríbete y recibe gratis esta espectacular master class: 5 mitos sobre el emprendimiento y cómo vencerlos.
    SUSCRIBIRME